Archivo | Praga RSS for this section

Viaje Alemania y República Checa. Fotos.

En esta última entrega del viaje os dejo unas cuantas fotos que me gustan o que por sí solas no tienen una entrada completa en el blog. Espero que os gusten y hayais disfrutado con las cosas que os he intentado mostrar tanto como yo las disfruté en su día.

Neptuno

Desfile en Berlín

Rodando un anuncio en la puerta de Brandemburgo

Este árbol es un hábitat

Tiergarten park

Chocolaaaaaateeeeee….

Los turcos sintonizando la tv turca

Usti

Usti

Peces que te limpian los pies

Cementerio judío de Praga

Así se llevan tu coche si aparcas mal en Brno

Anuncios

Viaje Alemania y República Checa. Jazz.

Praga es una ciudad con una gran tradición de jazz así que no nos podíamos perder un concierto de esos. Había multitud de sitios donde tocaban jazz por las noches pero Coca ya conocía uno bueno, Jazz Republic.
El sitio estaba estupendo, todos los días tienen algun grupo tocando. Cuando entramos vimos que el local estaba dividido en 2 partes. Una pequeña con 3 mesas alejadas del escenario donde no había que pagar por ver el espectáculo y otra grande más cerca del escenario donde había que pagar 4 euros por cabeza. Adivinais donde nos sentamos no? La visión del escenario era ésta:

El grupo se llamaba ” Melody Five ” pero al día siguiente vimos a algunos de los componentes en el puente de Carlos con un grupo llamado ” The bridge band “.
Si decidís visitar Praga os recomiendo que una noche la termineis viendo uno de estos conciertos con un par de cervezas checas. Ambiente perfecto y algo distinto que recordareis siempre.

Los que seguro que lo recuerdan son esta pareja de “jovenzuelos” bailarines.

Me encantó ver como el abuelillo se levantó y empezó a bailar sólo delante de su pareja. Le costó lo suyo convencerla, pero al fin lo consiguió y se pegaron un buen baile. A los 2 minutos de canción las fuerzas empezaron a flaquear pero ahí siguieron hasta el final de la canción. La cara de triunfo del señor no tenía precio!

Viaje Alemania y República Checa. Hockey.

Uno de los días que estuve en Praga tuve la oportunidad de ver un partido de hockey sobre hielo. Nunca había visto nada sobre hockey, ni siquiera en la tele, así que todo me impresionó bastante. Los equipos eran el Slavia de Praga y el Liberec. Lógicamente animabamos al Slavia, nos compramos incluso una bufanda.

 El O2 arena es el estadio del Slavia Praga pero cuando compramos las entradas nadie nos dijo qué parte del estadio era del equipo local y qué parte del equipo visitante. Con toda nuestra buena fe, buscamos los sitios que ponía en nuestra entrada y nos sentamos. Llegamos pronto y no había casi nadie pero de pronto, notamos que los de seguridad empiezan a reirse de nosotros y uno de ellos se acerca y nos dice algo así como: “Perdonad pequeños inútiles, pero esta es la parte del Liberec. Si no quereis salir en silla de ruedas del estadio, más vale que escondais la bufanda del Slavia o que os vayais a la otra punta del estadio. Que Dios se apiade de vuestra alma si no me haceis caso”. Si llegamos a entrar un poco más tarde con todos los aficionados del Liberec…
En fin, arreglada la confusión, nos fuimos a una parte más segura y éstas eran nuestras vistas:

El hockey tiene 3 tiempos de 20 minutos cada uno y 20 minutos de descanso entre tiempo y tiempo. En cada descanso, los aficionados salen a la parte exterior a beber cerveza y comer todo tipo de comida basura. A diferencia de lo que algunos me dijeron, el disco ( pelota del hockey ) no era muy dificil de seguir a simple vista. Lo que no me quedó demasiado claro fueron las reglas. O este deporte es el más duro del mundo, o los jugadores son los más flojos del mundo. Cada jugada más o menos, la mitad del equipo se cambia. Incluso cuando roban el disco, lo lanzan lejos hacia el equipo contrario para tener tiempo para hacer el cambio. Es algo un poco extraño y hace que no pierdas un segundo la concentración si quieres seguir el partido.
Cada cambio, 4 azafatas quitan las porterías para que una máquina alise la pista con una capa de agua que se convierte en hielo enseguida.

Os dejo ahora con unas fotos de la afición del Liberec, la del Slavia y el ambiente que había cuando marcaban algún gol.

El estadio se apagaba y se encendían unas luces rojas ( color del Slavia ) que producía una sensación chulísima.
Y para terminar, os dejo con el resumen del partido para que podais ver como se vive allí el hockey:

Viaje Alemania y República Checa. Comidas.

En la entrada correspondiente a gente ya hablé de algunas comidas que disfruté con los compañeros de piso y los amigos de Cristina, pero lógicamente no fueron las únicas.
En Berlín tuve la suerte de comerme un plato de codillo en el Restaurante más antiguo de la ciudad, que si no recuerdo mal, se llama Zur letzten Instanz. Como no había mesas libres, nos pusieron en una donde ya estaban comiendo 2 señoras muy divertidas que se pidieron 2 o 3 chupitos  y un par de cervezas típicas de medio litro. Fue todo un poco extraño pero muy divertido!
El día que cogí el bus con destino Usti, comí en la estación de bus yo sólo. Entré en una especie de burguer donde yo era el único cliente y pedí la típica currywurst ( salchicha alemana con curry ) que todavía no había probado. Estuve hablando con la dueña del local que me hizo algunas preguntas para charlar un poco. Creo que era Turca pero no estoy seguro porque entre mi inglés y el suyo, la conversación era un poco de besugos jajajaja! Al final de la comida, la señora no paraba de señalarme a su hija y lo que yo entendí de lo que me dijo fue que si me quería llevar a su hija conmigo a Praga! Me quedé un poco extrañado pero, cortésmente, sonreí, pagué mi cuenta y me despedí. Fue una de esas situaciones extrañas en las que no sabes como actuar.

Ya en Usti, Coca me llevó a un italiano donde, a parte de cenar, estuvimos frikeando un poco. Puede decirse que no comimos solos. En la mesa éramos 3 si contamos con la presencia de Lucía que nos acompañaba virtualemente desde España.

 Para seguir frikeando un poco también pudimos ver un partido de liga jejeje:

 No se si vereis bien al personaje del puesto de salchichas, pero es auténtico. Con cada salchicha que pides te da una postal de su puesto jejeje.

 En la entrada de Usti ya hablé del restaurante-palacio y aquí os dejo algunas fotos del interior:

                                          Típicas cervezas.

                                          Bramborak ( una especie de tortilla)

                                          Una especie de puchero con manzana rallada por encima.

                                          Coca disfrutando de su plato.
En Praga estuvimos en un restaurante de comida típica checa donde pude probar la polevka de pollo, o sopa de pollo. En Rumanía ya me extrañó que es muy típico un plato de sopa como entrante y parece ser que en la República Checa también. Las sopas suelen ser algo más espesas que las que tenemos por nuestra tierra y están riquísimas.
Otra cosa que quería probar y probé fueron los butchys ( unos dulces pequeñitos rellenos que venden al peso)
En fin, que durante este viaje también he tenido la oportunidad de aprender de la gastronomía de Alemania y la República Checa, una de las cosas que más disfruto cuando se viaja, no creeis?

Viaje Alemania y República Checa. Praga.

Esta vez nos paramos en Praga, donde intentaré enseñaros algunas de las cosas que podeis ver si decidis visitar la ciudad.
La estación de trenes está practicamente en el centro y en el recorrido de la estación al hostal, hotel, albergue o donde vayas a pasar la noche ya puedes ver la grandiosidad de Praga. Nada más salir del tren ya puedes ver la ópera o el museo:

                                          Opera

                                          Museo
Paseando por el centro ves edificios con fachadas espectaculares. No se si es que antes nunca me había fijado en las típicas fachadas europeas o que realmente en Praga este estilo de construcción llega hasta lo más alto, pero la mayoría de edificios del centro tienen este aspecto:

                                          Detalle de la fachada de arriba.
Pinchad en las fotos si quereis verlas en grande.
En contraposición a estos edificios nos podemos encontrar con ejemplos como éste:

A simple vista puede que no lo parezca pero, según me contaron, este edificio se destruyó en gran parte en la guerra y cuando lo restauraron, el arquitecto quiso que se pareciera a una pareja bailando. El edificio con curvas representaría la mujer y pegado a ella está el hombre, recto como un palo, como yo cuando “bailo”.
Desde una isla que hay en el río se pueden hacer fotos muy bonitas del centro de la ciudad:

Esta última es una de las que más me gusta del viaje.
Una de las cosas más significativas de Praga es el puente de Carlos cuya entrada desde el castillo podemos ver aqui:

El castillo de Praga me pareció más un barrio que un castillo en si. Dentro podreis ver la catedral de San Vito:

                                          Vistas de Praga con el castillo a la izquierda.
No os podeis perder el cambio de guardia del castillo, sobre todo el de las 12 del medio día. Más adelante intentaré subir un video que grabé pero por ahora os dejo esta foto en la que una banda toca mientras se hace el cambio de guardia:

Otro de los lugares más bonitos de la ciudad es la plaza de la Ciudad Vieja, donde se pueden ver la iglesia de nuestra señora de Tyn, la iglesia de San Nicolás y el ayuntamiento:

Justo al lado de esa plaza se encuentra el famoso reloj astronómico en la que cada hora en punto se congrega una multitud para ver el espectáculo. Por una ventanita empiezan a salir los 12 apóstoles uno detrás de otro y al terminar, un soldado toca la trompeta en cada uno de los 4 lados de la torre.

Dicen que los concejales dejaron ciego al maestro relojero que lo construyó para que no volviera a repetir su obra!
Otra cosa que podeis ver es la Powder Tower o Torre de la Pólvora:

Cuando alguien, delante de esta torre, te pregunte: “sorry, what´s this?”, podrás responderle: ” tower ” y quedarte tan ancho, no Coca? jajajajaja!
Dejando ya un poco lo más importante de Praga, mis compañeros telecos también podrán ver un par de antenas. La antena “Eiffel” y la antena moderna de televisión:

Subir a la antena de televisión cuesta unos 4 euros, pero tendreis unas vistas de la ciudad desde 216 metros de altura que no disfrutareis desde otro sitio. Y si os lo estais preguntando, NO, no teneis que trepar como los monstruitos que están subiendo en la foto de arriba. Estos “niños-monstruitos” también se pueden encontrar en una orilla del río, en el parque de Kampa:

Son los llamados Miminka Babies, pesan unos 800 kilos cada uno y miden unos 2 metros de alto. Un poco siniestros no?

Viaje a Berlín y Praga

Después de un par de meses buscando alojamientos y transportes baratos, ya tengo cerrado el viaje que voy a hacer. Lo comentaré ahora un poco y cuando vuelva contaré las cosas interesantes que vayan pasando y lo que he podido ver.
El 3 de marzo cogeré un vuelo de Málaga hacia Berlín, donde me espera Cristina que tiene la amabilidad de alojarme en su casa durante 3 días.

El 6 de marzo cogeré un bus hacia Usti Nad Labem, donde me espera Coca que me llevará a visitar Dresden y Praga. Estaremos un día en Dresden y 3 en Praga.En Praga nos alojaremos en el Hostel Centre.

El 11 de marzo cogeré un vuelo hacia Madrid donde me esperan Javi Sanchez y Jimmy, que me hacen hueco en su casa durante una noche. Supongo que saldremos de fiesta por Madrid como colofón final. ( Voy a acabar reventado! )
Y por último, el 12 de marzo cogeré un AVE con destino final, Málaga.

Es un buen viaje donde espero aprender mucho, como en todos los viajes que he podido realizar, y conseguir una buena colección de fotos de esos lugares.

A %d blogueros les gusta esto: