Archivo | Asturias RSS for this section

Viaje a Asturias. Sidra.

La bebida por excelencia de Asturias es la típica sidra. No se puede ir por esas tierras y no probar un culin al menos.
La sidra proviene de la fermentación de la manzana por lo que tiene un cierto gusto a esa fruta. En Asturias empezó a elaborarse debido a la gran cantidad de manzana que se producía antiguamente y rápidamente fue aceptada por gran parte de la población. Hasta hace poco la producción de manzanas había caído bastante por lo que se estaban usando frutas extranjeras, pero recientemente se está volviendo a activar la producción de las manzanas autóctonas y ya hay más de 22 especies distintas con las que se prepara la sidra.
La sidra se escancia, se tira o se echa. En cualquier caso significa que hay que echarla en el vaso desde una altura considerable para que “rompa” o se oxigene. Aqui teneis a mi madre haciendo un intento:

 Pero si teneis la oportunidad de que os la eche un profesional como éste, aprovechadla. Os aseguro que sabe mucho mejor que tirándola uno mismo.

 

Según la tradición, se echa un culin pequeñito porque hay que beberselo nada más escanciada. Pero no hay que beber todo lo que echan, que es poco, sino que se deja un poco para limpiar la parte del vaso que ha tocado los labios ya que, en los lugares más tradicionales, se utiliza el mismo vaso para un grupo de amigos. También dice la mitología asturiana que hay que dejar un poco sin beber para tirarlo a la tierra devolviendo así parte de lo que ella nos da. Bueno creo que con ésto ya sabreis beber un culin de sidra como Dios manda si teneis la ocasión de ir por Asturias no? Así los camareros no os mirarán como diciendo: pobres analfabetos que nos saben ni beberse un culin!
Para terminar os dejo un par de fotos relacionadas con el tema de la sidra

Santiago el sidrero.

Anuncios

Viaje a Asturias. Fotos.

En esta entrada os dejo una selección de las fotos que más me han gustado y que no tienen un sitio propio en las anteriores entradas. Espero que las disfruteis y os animo a comentar alguna que os guste o que penseis que se pueda mejorar, que seguro que hay miles de formas.

Skyline de Zamora

Asturias montaña este

Puede que en Asturias sea más famoso el turismo de montaña que el de costa y es que los pueblos del interior de Asturias son dignos de ver. Algunos de los más emblemáticos son Arenas de Cabrales, donde se puede encontrar el famoso queso de cabrales ( que huele como mis calcetines de la suerte (chiste del que nos enseñó el museo del queso )) y Cangas de Onís, que puede ser el pueblo más grande de la zona y desde donde se puede acceder a Covadonga y sus lagos. Eso de acceder a los lagos es bastante relativo porque la mayoría de los días del año hay una niebla que no te deja ver a más de 2 metros de distancia y los lagos ni los hueles. Aún sabiendo que seguramente no vería nada, me quedé con las ganas de subir. Supongo que a la tercera visita a la zona será la vencida. Lo que sí se pudo hacer fue patear todo el pueblo de Cangas y os dejo un par de fotos para que veais algo.

Uno de los pueblos más pequeños que hemos visitado es Tielve. Con sus 71 habitantes es conocido por elaborar el queso de cabrales con 3 tipos de leche: de vaca, oveja y cabra. La leche de cabra y oveja sólo se utiliza para la elaboración de los quesos en primavera y verano pero la calidad de éstos es algo mejor.

Este pequeño pueblo está en una carretera donde también encontraremos Poncebos. En Poncebos hay un funicular que nos llevará hasta Bulnes y el que quiera acceder a este pueblo tendrá que pagar los 20 euros que vale el trayecto de ida y vuelta en el funicular o caminar por un sendero que tiene 400 metros de desnivel con una pendiente bastante pronunciada. No hay más opciones, no hay carreteras de acceso al pueblo ya que los propios habitantes no quieren tenerlo lleno de turistas. Dicen que desde el pueblo hay una vista preciosa del Naranjo de Bulnes ( pico al que van muchos alpinistas por la dificultad de sus laderas ) pero los que, como yo, no quieran pagar el precio abusivo del funicular, tendremos que creernoslo.
En la sierra del Sueve podemos encontrar el mirador del fito al que se accede por una carretera de montaña preciosa. Desde sus 590 metros de altitud podemos tener vistas como éstas:

mirador del fito.

Asturias costa este

Siguiendo con las entradas del viaje a Asturias os pongo algo de los pueblos de la costa este. Sin duda el pueblo que más me gustó fue Llanes, pero empezaré por Gijón que tiene más para ver.

Gijón es una gran ciudad costera con unos 280.000 habitantes. Lo más característico es un entrante de tierra en el mar donde se situa el barrio de Cimadevilla. Arriba del todo encontrareis un monumento enorme de Chillida llamado “Elogio del horizonte”. Es algo un poco abstracto pero bueno, aqui os dejo una foto.

Bajando de este cerro hay una vista muy bonita de la playa que, aunque hacía un día un poco regular, había bastante gente por alli, incluso bañándose.

Y luego te puedes dar una vuelta por la ciudad viendo las callejuelas del centro o tomándote un culín de sidra en algún sitio. Si teneis tiempo, también podreis ver el jardín botánico que tiene un pase nocturno y debe ser bastante interesante.
San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco son 2 iglesias del siglo IX que, hasta hace poco, estaban en unas condiciones pésimas debido a la humedad del lugar donde están emplazadas. Para llegar a ellas hay que subir una carretera de montaña desde Oviedo y andar unos pocos metros por un carril en la montaña. Desde alli arriba se puede ver la ciudad de Oviedo y éste es el aspecto que tienen ahora mismo, ya reconstruidas.

Santa María del Naranco

Santa María del Naranco

San Miguel de Lillo

Camino para llegar a las iglesias.

Otro pueblo que tiene muchas cosas que hacer es Ribadesella, que os sonará por el descenso del Sella seguramente. En este pueblo es donde desemboca el Sella y hay muchísimos sitios donde poder alquilar kayaks y barcas. Siempre me ha llamado la atención lo de hacer el descenso pero por lo menos he podido ver cómo es aquello. Justo en la desembocadura del río hay un gran acantilado al que se puede subir y ver unas vistas asombrosas del pueblo y los alrededores. Me llamó mucho la atención el cambio del color del agua que se veía desde allí, que creo que es el cambio de agua dulce del río a la salada del mar.

Y las vistas que os digo son éstas:

Tazones es un pequeñísimo pueblo pesquero donde dicen que el marisco está riquísimo y, a parte de su puerto:

podreis ver la casa de las conchas, cuyo dueño tardó varios años en decorar y puso sus iniciales en la puerta.

Y algo que yo no vi pero que podreis ver si visitais la zona, son algunas huellas fósiles de dinosaurio.
Finalmente, Llanes. Puede ser porque el tiempo empezó a mejorar cuando llegamos allí, pero creo que sería el único pueblo de la zona donde poder pasar más de un día sin llegar a aburrirte. Tiene unos 14.000 habitantes y una ruta llamada “Llanes de cine” ya que en este pueblo se han rodado varias películas como El Orfanato o El Abuelo entre otras muchas. Hay unos recorridos por los que te van mostrando los lugares donde se fueron rodando algunas escenas y también puedes pasear por las calles del centro o comer en uno de los muchos restaurantes que hay. Por cierto, si vais por estas tierras, no os olvideis de pedir un plato de fabada asturiana o de fabes con almejas y de postre arroz con leche. Y un aviso: cuidado con comer la fabada y montarse después en el coche. Puede ser un peligro enorme en la carretera.
Os dejo una foto de una de las playas de Llanes:

También se puede subir a un acantilado con un camino de unos 2 o 3 km de césped donde podreis dar un paseo y ver las vistas increíbles desde allí arriba:

Llanes de cine.

Tapia de Casariego, Puerto de Vega, Cudillero y Luarca

De los pueblos de la costa oeste de Asturias quiero destacar 4 que me gustaron bastante, sobre todo Cudillero.
El primero de ellos es Tapia de Casariego. Llegamos al pueblo después de bastante tiempo buscando un taller para comprar unos limpia parabrisas, ya que la última vez que fui en coche a Málaga vi volar la goma del limpia y con la que estaba cayendo era necesario comprar unos nuevos. Me pareció mentira que un día antes hubiera estado en bañador en el sur de España y alli tuviera que ponerme un chaquetón. Las vistas del mar desde Tapia son preciosas:

pero las playas son un poco tristes para ser 12 de julio:

Buscándole el lado bueno podemos decir que así se ahorran el sueldo del socorrista no?
Casas como ésta, con su playa particular o compartida con unos pocos afortunados las podemos encontrar por toda la costa asturiana:

Muchas de estas casas pertenecen a los llamados indianos: personas que emigraron a las antiguas colonias españolas de Sudamérica para encontrar fortuna y volvieron para ocuparse de los negocios familiares mucho mejor posicionados económicamente. Si quereis más información sobre las casonas que algunos construyeron por la zona, visitad este blog. Las casas son, simplemente, impresionantes.
Al otro lado del pueblo nos encontramos con algo más de vida, el puerto pesquero y una zona de bares.

Personaje típico de bar pesquero.

Más tarde llegamos a Puerto de Vega, un pequeño pueblecito costero con callejuelas estrechas.

Más tarde llegamos a Cudillero, uno de los pueblos que más me gustó. Es un pueblecillo muy pequeño construido en la montaña con unas callejuelas en cuesta impresionantes.

La altura máxima del pueblo eran unos 100 metros.

 Pero las abuelitas están por ahí arriba dando sus paseos diarios. Abuelitas con gemelos como los de un ciclista.

Esta calle es la que se ve en la foto de abajo.

Y por último visitamos Luarca, otro de los pueblos costeros de la costa oeste de Asturias. Este pueblo tiene un puerto bastante grande y mucha vida en el centro, con bares, tiendas y turismo en general.

Seguiré poniendo cosillas de otros pueblos más adelante.

Zamora y Oviedo

He estado una semanita de viaje por Asturias con mis padres y mi hermana y os quiero dejar mis impresiones de la zona y cosillas que podeis ver. Aunque la gran parte del viaje ha sido en Asturias, a la ida pasamos una noche en Zamora. Esta ciudad tiene unos 66.000 habitantes por lo que, al ser pequeñita, se puede visitar en un día sin problemas ( la parte del centro claro ). Por lo que he visto, es una ciudad con muchos edificios románicos pero en realidad lo más llamativo sólo es el castillo, que está cerca de la catedral y un puente romano que se puede ver bajando desde el castillo hasta el río.
Os dejo algunas fotillos para que echeis un vistazo:

Catedral de Zamora

Puente romano

Como dato “telequil” os puedo decir que Zamora fue la primera ciudad del mundo con cobertura global WiFi, pero había muchos problemas de conexión y el servicio acabó por desaparecer. Una pena para los tuiteros sin tarifa plana en el móvil.

Al día siguiente fuimos rumbo a Oviedo y, tras cruzar un túnel de unos 3 km de largo, el tiempo pasó de estar tan claro como en las fotos de Zamora a estar como “panza burro”, que para los que no son de campo significa completamente nublado, gris, a punto de llover… Y así se quedó 3 días, cosa que se agradecería por el fresquito si no fuera por los chaparrones espontáneos.
Oviedo es una ciudad de unos 225.000 habitantes a los que se les llama ovetenses o carbayones, ya que el carbayu era un árbol que fue símbolo de la ciudad durante muchos años. Los carbayones también son unos dulces típicos de la zona de pasta de almendras si no recuerdo mal.
Personalmente no es una ciudad que me haya gustado demasiado. Parece ser que casi todo el año se puede encontrar un cielo como éste:

No es humo, son nubes casi en el suelo. Esta foto está hecha desde Santa María del Naranco de la que pondré algo en otro momento.

Visitando la ciudad no le vi muchas cosas características salvo la catedral

y algunas calles de bares como la calle Uria que estaban llenas de gente sobre las 7 de la tarde pero a las 11 desaparecía todo el mundo. Nada que ver con el sur de España donde encuentras gente en la calle hasta casi el amanecer exagerando un poco. Otra diferencia que he encontrado entre el sur y el norte, además del clima, es el precio de las tapas y raciones en los bares. Menos mal que existen menus por unos 11 euros de media pero si se os ocurre pedir de la carta espero que hayais ahorrado un poco. Notaba el dolor en el bolsillo de mi padre al pagar 1.90 euros por una cerveza. Puede que haya bares más baratos, quizá yendo con alguien de la ciudad habríamos encontrado algo más asequible pero si fuera así, no me explico que hacía toda esa gente en los bares por donde fuimos.
En otra entrada pondré algunas fotos más, pero creo que por hoy ya os he aburrido bastante!

A %d blogueros les gusta esto: