Viaje Alemania y República Checa. Brno.

La última ciudad que pude visitar durante el viaje fue Brno. Con sólo un día para visitarla nos dio tiempo  de verla prácticamente entera. Con un mapa turístico y un poquito de orientación pudimos aprovechar bastante bien el tiempo.
La catedral de San Pedro y San Pablo se puede ver desde varios puntos de la ciudad. Se puede subir a las torres y tener unas vistas magníficas. Lástima que el día estuviera nublado y lo estropeara un poco pero os dejo la foto de la catedral:

Otra de las cosas más importantes de ver es el Castillo de Spilberk, que llegó a ser la prisión más terrorífica del imperio Austrohúgaro y se encuentra en la posición más elevada de la ciudad. Desde allí, las vistas de la ciudad son como éstas:

También podemos visitar el nuevo ayuntamiento, en cuyo patio podemos encontrar desagües como éste:

Y el antiguo ayuntamiento, donde se encuentra el famoso cocodrilo disecado y la oficina de turismo:

Es imprescindible darse un paseo por el centro de la ciudad y ver las callejuelas principales. Siguiendo las calles en las que hay más gente seguro que llegais a una de las plazas más grandes:

donde se encuentra un reloj muy especial. No conseguimos adivinar el funcionamiento completo, pero se supone que desde un punto concreto, puede verse la hora, la fecha y varias cosas más.

Otras 2 cosas que se supone que hay que ver son la Villa Tugendhat y el área de ferias. Como están marcadas en el mapa, allá que fuimos con toda nuestra ilusión de aprender cultura. La Villa Tugendhat es patrimonio de la Unesco por ser una construcción modernista que se levantó en 1930. Pero en la actualidad es una casa normal y corriente que está en reconstrucción. Desde detrás de todas las vallas y escombros que nos encontramos en lugar de la villa, se puede apreciar que, si estuviera en condiciones, habría una vista estupenda de la ciudad.
Y con el área de ferias, pues tres cuartos de lo mismo. Es una especie de expo en pequeñito con varios pabellones pero al ver los precios de la entrada, nos volvimos por donde habíamos venido.
Con lo que acabais de leer puede parecer que la ciudad no merece la pena visitarla pero no es así. Brno tiene cosas para ver y disfrutar pero, habiendo visto Praga, Dresden y Berlín, mi opinión es que no hay que dedicarle más de un día.

Anuncios

About truman85

Extraña mezcla entre ingeniero de telecomunicaciones, cocinero, fotógrafo, viajero, cinéfilo... en fin, todas las cosas buenas de la vida. ( Lo de teleco es sólo para poder comer )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: