Viaje Alemania y República Checa. Comidas.

En la entrada correspondiente a gente ya hablé de algunas comidas que disfruté con los compañeros de piso y los amigos de Cristina, pero lógicamente no fueron las únicas.
En Berlín tuve la suerte de comerme un plato de codillo en el Restaurante más antiguo de la ciudad, que si no recuerdo mal, se llama Zur letzten Instanz. Como no había mesas libres, nos pusieron en una donde ya estaban comiendo 2 señoras muy divertidas que se pidieron 2 o 3 chupitos  y un par de cervezas típicas de medio litro. Fue todo un poco extraño pero muy divertido!
El día que cogí el bus con destino Usti, comí en la estación de bus yo sólo. Entré en una especie de burguer donde yo era el único cliente y pedí la típica currywurst ( salchicha alemana con curry ) que todavía no había probado. Estuve hablando con la dueña del local que me hizo algunas preguntas para charlar un poco. Creo que era Turca pero no estoy seguro porque entre mi inglés y el suyo, la conversación era un poco de besugos jajajaja! Al final de la comida, la señora no paraba de señalarme a su hija y lo que yo entendí de lo que me dijo fue que si me quería llevar a su hija conmigo a Praga! Me quedé un poco extrañado pero, cortésmente, sonreí, pagué mi cuenta y me despedí. Fue una de esas situaciones extrañas en las que no sabes como actuar.

Ya en Usti, Coca me llevó a un italiano donde, a parte de cenar, estuvimos frikeando un poco. Puede decirse que no comimos solos. En la mesa éramos 3 si contamos con la presencia de Lucía que nos acompañaba virtualemente desde España.

 Para seguir frikeando un poco también pudimos ver un partido de liga jejeje:

 No se si vereis bien al personaje del puesto de salchichas, pero es auténtico. Con cada salchicha que pides te da una postal de su puesto jejeje.

 En la entrada de Usti ya hablé del restaurante-palacio y aquí os dejo algunas fotos del interior:

                                          Típicas cervezas.

                                          Bramborak ( una especie de tortilla)

                                          Una especie de puchero con manzana rallada por encima.

                                          Coca disfrutando de su plato.
En Praga estuvimos en un restaurante de comida típica checa donde pude probar la polevka de pollo, o sopa de pollo. En Rumanía ya me extrañó que es muy típico un plato de sopa como entrante y parece ser que en la República Checa también. Las sopas suelen ser algo más espesas que las que tenemos por nuestra tierra y están riquísimas.
Otra cosa que quería probar y probé fueron los butchys ( unos dulces pequeñitos rellenos que venden al peso)
En fin, que durante este viaje también he tenido la oportunidad de aprender de la gastronomía de Alemania y la República Checa, una de las cosas que más disfruto cuando se viaja, no creeis?

About truman85

Extraña mezcla entre ingeniero de telecomunicaciones, cocinero, fotógrafo, viajero, cinéfilo... en fin, todas las cosas buenas de la vida. ( Lo de teleco es sólo para poder comer )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: